Descubre aquí las mejores opciones y reserva para asegurar tu visita


La Sainte-Chapelle o Santa Capilla se encuentra ubicada en el interior del Palacio de Justicia de París, en la Île de la Cité. Esta joya arquitectónica fue originalmente construida en tiempo récord, entre 1242 y 1248, por pedido del Rey Luis IX.

En ella se conservaron durante años muchas reliquias cristianas, entre las cuales se encontraba la corona de espinas de Cristo. Luego, gran parte de ellas fueron trasladadas a la Catedral de Notre-Dame de París, a pocos metros de allí.

Tras el fatídico incendio en Notre-Dame, ocurrido en abril de 2019, las reliquias fueron conducidas a la iglesia Saint-Germain-l´Auxerrois, ubicada en las inmediaciones del Museo del Louvre.

Una curiosidad: se cree que Luis IX pagó mas cara la corona de Cristo que la construcción íntegra de la Sainte Chapelle.

 

Visitar la Santa Capilla en París

Compuesta por dos capillas, una alta y otra baja, su principal atractivo es la bella arquitectura de su interior, con los numerosos vitraux que narran escenas bíblicas. Nada menos que 15 vidrieras en total, con más de 1100 escenas, desde el Génesis, la resurrección de Cristo y la Pasión, al Apocalipsis.

En el recinto encontraremos a su vez 12 columnas, las cuales representan a los doce apóstoles. Estas se hallan en la capilla baja, dedicada a la virgen María.

Tras subir por una estrecha escalera, llegamos a la capilla alta, allí podremos apreciar la roseta trasera, la cual fue reconstruida en 1490. Los dibujos de la misma representan el Apocalipsis, y es verdaderamente imponente verla en las horas de la mañana, dado que los rayos del sol y sus múltiples colores ofrecen un espectáculo único.

Construcción de la Sainte Chapelle

Se cree que la Sainte Chapelle fue obra del mismo arquitecto que construyera Notre-Dame y la Abadía de Saint Denis, dado que presentan muchas características similares, tanto en su estructura como en el uso de la luz.

Cabe destacar que, con la revolución francesa, parte del cuerpo principal sufrió varios ataques, sin embargo, tal vez por el sobrecogimiento que produce su admiración, los vitrales sobrevivieron. Su apariencia actual es producto de una restauración llevada a cabo durante el siglo XIX.

Más allá del interés especial que puede tener este lugar para los creyentes, la Sainte Chapelle es una verdadera joya, tanto arquitectónica como artística, capaz de ser disfrutada por cualquiera. La iglesia es dueña de un gusto exquisito, además de las vidrieras ornamentales del siglo XIII, cuenta con numerosas esculturas que harán que el visitante se sienta parte de una de las páginas más importantes de la historia francesa.

Entradas a la Santa Capilla Sainte-Chapelle tours

La visita de todo el recinto, incluidas las dos capillas lleva aproximadamente una hora, y puede combinarse con un recorrido por la Consiergérie, ubicada a pocos metros de la entrada de la Sainte Chapelle. Este antiguo palacio, luego convertido en prisión, contó entre sus “huéspedes” más notorios con María Antonieta, previo a ser guillotinada por el pueblo francés.

La Sainte Chapelle forma parte del Centre des Monuments Nationaux (Centro de Monumentos Nacionales) y es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Muy recomendables son los diversos conciertos de música clásica que se ofrecen en su interior durante todo el año.

Horarios de visita en la Santa Capilla de París

  • Del 2 de enero al 31 de marzo: Abierto todos los días de 9:00 a 17:00h.
  • Del 1 de Abril al 30 de septiembre: Abierto todos los días de 9:00 a 19:00h.
  • Del 1 de octubre al 31 de diciembre: Abierto todos los días de 9:00 a 17:00h.

Ten en cuenta que el último acceso se efectúa media hora antes del cierre. Puedes consultar todas las entradas a la Sainte-Chapelle aquí.

La entrada se efectúa por el número 8, boulevard du Palais, 75001 Paris, siendo la estación de Metro más cercana «Cité», línea 4.