Entradas Palacio de Versalles

Más de 3 millones de visitantes al año convierten al Palacio de Versalles en una de las atracciones más visitadas de Francia por la belleza de sus salones y los preciosos espectáculos de sus fuentes.

La magia de la Galería de los Espejos no deja indiferente a nadie o la Capilla Real, sin olvidar el Gabinete del Reloj y los espectaculares jardines con estatuas, canales y lagos. Además puedes completar tu visita en el Dominio de María Antonieta con el Gran y Pequeño Trianón y la aldea de la reina.

Hay disponible varios tipos de entradas a Palacio de Versalles que puedes seleccionar según tus preferencias, con guía, audioguía y entrada Versalles con traslado desde París.

Visitar el Palacio de Versalles de Francia

El Palacio de Versalles se ubica en el municipio de Versalles, muy cercano a París. Por ello, se considera uno de los destinos turísticos imprescindibles cuando se visita la capital francesa. Actualmente, este palacio se entiende como una referencia histórica y cultural de Francia que bien merece una visita durante tu viaje.

Son miles los visitantes que recorren cada año sus estancias, salones y jardines, por ello se recomienda reservar las entradas Palacio de Versalles con antelación, para evitar las colas y asegurarse en acceso. Hay varias opciones para visitar el Palacio de Versalles entradas con traslado desde París y tour a Versalles acompañado de guía oficial.

Datos interesantes sobre el Palacio de Versalles

El Palacio de Versalles albergó la Corte del Rey Luis XIV durante 1682, antes de esto, el edificio era usado como pabellón de caza. Durante todo ese siglo, hasta la Revolución Francesa, este palacio era un símbolo de la realeza, siendo una estructura impresionante usada para invitar a la aristocracia europea a Francia.

Aunque el palacio data del siglo XV, la planificación de los jardines comenzó en 1661. Actualmente, el Palacio de Versalles es considerado el Museo de la Historia de Francia, ya que, en 1789 dejó de usarse como residencia monárquica. Finalmente, desde 1995 está administrado por una entidad pública adscrita al ministerio francés de cultura.

 

Cómo ir al Palacio de Versalles

Llegar al Palacio de Versalles desde París es sumamente sencillo. Una forma rápida y económica de hacerlo es tomar el RER, con la línea C llegará a la estación Versailles-Rive Gauche, con solo caminar 300 metros estará en la entrada del palacio.

Es importante destacar que este tren tiene diferentes ramificaciones, lo que hace muy fácil terminar en la estación equivocada, hay que mirar con atención las indicaciones para llegar al destino correcto.

También hay disponible una línea de autobús que lo llevará a Versalles, se trata de la 171 que parte desde Pont de Sevres, el punto de llegada es la Plaza de Armas.

Sin duda, la mejor opción es reservar el traslado a Versalles desde París con un guía que, además, puede incluir el espectáculo de las fuentes durante el recorrido. Algo realmente bello.

Lo imprescindible en el Palacio de Versalles

El Palacio de Versalles es una estructura gigante, es muy difícil recorrerlo en su totalidad durante una visita. Sin embargo, este recinto está dividido en diferentes áreas y cada uno tendrá sus favoritas. Pero en términos generales, las áreas que merecen ser visitadas son:

Salón de los espejos

Para muchos, es lo más atractivo que tiene el palacio. Se trata de una sala construida para impresionar a los visitantes del palacio de Luis XIV, tiene un estilo barroco muy imponente que resulta abrumadora para cualquier visitante. Lo importante es tomarse el tiempo de admirar el techo, las lámparas y la estructura en general.

Es una sala que ha albergado hechos importantes de la historia francesa y de la humanidad en general. De hecho, en el salón de los espejos se proclamó el Imperio Alemán y se firmó el Tratado de Versalles.

Jardines

Es un área que alberga mucha historia y deben ser visitados por quienes atienden su cita con el Palacio de Versalles. Lo recomendable es disfrutar este jardín desde sus diferentes perspectivas, recorriendo el pasillo central, observando todo el paisaje desde lo alto y descubrir los recovecos.

Además, en esta zona están las famosas fuentes del Palacio de Versalles. Para disfrutarlas completamente lo mejor es visitar el palacio un día en el que haya un espectáculo de agua y si es al atardecer, con efectos lumínicos, también, puede apreciar el estanque de Neptuno, Apolo y Saturno.

Horario del Palacio de Versalles entradas y tours

El palacio tiene un horario de 9 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde, desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre. Por su parte, desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo, el horario es el mismo excepto para los lunes.

El Palacio de Versalles tiene un alto volumen de visitantes, en particular los meses de verano, donde las filas para entrar son larguísimas y agotadoras. Así, lo más conveniente es comprar entradas al Palacio de Versalles por adelantado para evitar hacer todas estas colas y asegurarse el acceso.

Además hay disponibles entradas Versalles con traslado desde París y otras opciones que puedes consultar y seleccionar para reservar online.

Disfruta tu visita y del bello espectáculo de las fuentes de los jardines de Versalles.