entradas sin cola

¿Quién no ha soñado alguna vez con viajar a Francia y visitar la torre Eiffel de París? Situada en el extremo de Champ de Mars, concretamente en el número 5 de la Avenida Anatole France, nos encontramos ante uno de los monumentos más grandes e importantes de París y por supuesto símbolo del país.

Con una altura de 324 metros y construida para la feria mundial de París en 1889 en conmemoración del primer centenario de la Revolución Francesa, ha sido visitada por más de 200 millones de personas de todos los lugares del mundo. En los alrededores puedes encontrar varios restaurantes en los que pasar una agradable velada con maravillosas vistas a la torre Eiffel.

Lo bueno a la hora de organizar una excursión a la torre Eiffel es que está abierto todos los días del año, las entradas varían de precio según el piso al que queramos ascender, también si utilizamos una audio guía oficial o un tour guiado. Sus horarios normalmente oscilan desde las 9:30h hasta las 23:00. He de advertiros que se forman filas enormes en taquilla por lo que os recomiendo ir a primera hora de la mañana y entre semana, porque los fines de semana pueden ser horrorosos. Otra opción para evitar las desesperantes colas es reservar aquí las entradas a la Torre Eiffel por internet, evitando las horas de espera.

El clima en París es semicontinental por lo que las temperaturas máximas suelen rondar entre los 25°C y 30°C. Son frecuentes las tormentas. La primavera y el primer mes del otoño son suaves, con abundantes días de lluvia. Durante gran parte del otoño y en todo el invierno reina el frío, así que habrá que abrigarse.

A la hora de adentrarnos en la torre Eiffel debemos tener en cuenta por donde queremos acceder, tenemos por un lado el ascensor y por otro las escaleras. Lo más cómodo sería usar el ascensor pero volveremos a hacer colas. Aunque es pesado quizás vale la pena subir por las escaleras e ir disfrutando de las vistas.

La torre Eiffel se estructura en 3 plantas. En la primera planta a los más aprensivos igual puede provocarles algún malestar pese a que solo está a 57 metros de altura, el suelo es de un acristalado transparente, lo que provoca una sensación de vacío impresionante. A su vez en esta planta podemos encontrar unas vistas preciosas y unas pantallas táctiles para descubrir secretos y curiosidades. No creáis que se olvidan de los más peques, mediante un cuaderno los niños aprenderán con la ayuda de Gus, un pequeño personaje, acerca de los aspectos del emblemático monumento. También podemos encontrar una pequeña sala de confort para poder descansar, tiendas de souvenirs y el famoso Restaurante 58 Tour Eiffel. Un maravilloso restaurante con grandes cristaleras para vislumbrar la ciudad de la luz mientras sacias el apetito, sin duda será una de las comidas que no olvidarás de tu viaje a París.

En la segunda planta encontraremos tiendas de recuerdos y un buffet por si nos apetece picar algo junto al restaurante Jules Verne con vistas magnificas para pasar una velada de lo más romántica.

En la tercera planta llegaremos a la cima, para llegar hasta aquí lo haremos por unos ascensores con paredes acristaladas para disfrutar de una vista panorámica mientras ascendemos 180 metros. En esta planta podemos encontrar La oficina de Gustave Eiffel, una reconstrucción de la misma en la que veremos personajes de cera muy realistas. También encontraremos unos paneles de orientación los cuales nos indicaran a qué distancia y dirección se encuentran algunos países.

Otra cosa que no os podéis perder es el alumbrado de la torre Eiffel, diariamente al anochecer se ilumina y es maravillosa. A partir de la 01:00 y durante 10 minutos la torre se va apagando dejando solo los destellos.

Sin duda un lugar mágico y lleno de encanto que no nos debemos perder.

Pin It on Pinterest