El famoso y majestuoso Palacio de Versalles situado en el municipio de Versalles, está a 17 Km de distancia de París, en la región Isla de Francia. Famoso por ser hogar del rey Luis XIV. Actualmente se reúnen allí miembros del estado, aparte de estar abierto para visitas al público en general. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y sin duda es un buen sitio para dedicarle una visita en nuestro viaje a Francia.

En Versalles podemos visitar: El palacio, El Trianón y Dominio de María Antonieta, Los jardines y el parque con su lago. Por supuesto para cada lugar tenemos que tener en cuenta los horarios de apertura. Os aconsejo que cuando vayáis a visitarlo optéis por una visita guiada a Versalles para evitar perderos o encontraros con recintos cerrados, además descubriréis rincones que de otra forma se os escaparían.

Todos los lunes está cerrado El palacio y El Trianón y Dominio de María Antonieta. Los jardines y el parque están abiertos al público todos los días, por lo que si queremos hacer una visita de todo el palacio tendremos que evitar ir un lunes. Hay que tener en cuenta que es un lugar que siempre está abarrotado de gente y El Palacio es muy extenso, por lo que es mejor ir o muy pronto o muy tarde para evitar las colas.

Los horarios de Versalles dependen de las temporadas altas y bajas:
Temporada alta (1 abril hasta 31 octubre)

  • El palacio abre: De 9:00 a 18:30.
  • El Trianón y Dominio de maría Antonieta abre: De 12:00 a 18:30.
  • Los Jardines abren: De 8:00 a 20:30.
  • El Parque abre: De 7:00 a 20:30.

Un consejo muy práctico es que si vas a hacerle una visita en verano llegues muy pronto ya que de lo contrario estará abarrotado de gente y no podrás disfrutar plenamente de tu visita.

Temporada Baja (1 noviembre hasta 31 de marzo)

  • El palacio abre: De 9:00 a 17:30.
  • El Trianón y Dominio de maría Antonieta abre: De 12:00 a 17:30.
  • Los Jardines abren: De 8:00 a 18:10.
  • El Parque abre: De 8:00 a 18:10.

Otra cosa más a destacar es el precio de las entradas para el Palacio de Versalles que varía si queremos visitar también Los Palacios de Trianón y el dominio de María Antonieta, además si preferimos usar una audioguía o un tour guiado se suma un extra. Por otro lado el domingo de cada mes entre Noviembre y Marzo la entrada es gratuita para todos los visitantes, por lo que se puede aprovechar para hacer una escapada y ver el maravilloso Palacio de Versalles en esas fechas. Dentro del recinto podemos encontrar diversos puestos de comida o incluso podemos llevarnos comida para hacer un picnic.

Aparte de la majestuosidad del Palacio, no os perdáis los jardines, son enormes y una delicia en decoración floral que os dejarán con la boca abierta.

En el palacio podemos recorrer infinidad de estancias, nuestros ojos se nos irán a todas partes en busca de tantos detalles, en el palacio nos encontraremos con La Sala de los Espejos, también conocida como “La Galerie des Glaces”. Es una de las salas más famosas e importantes del palacio de Versalles ya que fue en esta estancia donde se firmó El tratado de Versalles. Dispone de 17 espejos en forma de arco alineados a 17 ventanas con vistas a los jardines del palacio.

La Casa de Opera del Palacio de Versalles es una sala muy curiosa con una excelente acústica y para aquella época era grandiosa con una capacidad para 712 personas. Tiene un mecanismo el cual permite que el suelo del auditorio se nivele con el del escenario haciendo que se convierta en una sala enorme.

La Capilla Real del Palacio de Versalles es otra de las salas más emblemática ya que fue aquí donde Luis XVI y María Antonieta se casaron.

Los jardines del Palacio de Versalles lugar asombroso por sus vistas y perfecto para sentarse a relajarse y ver el espectáculo de las fuentes. Aquí podemos encontrar L’orangerie, donde el rey tenía sus naranjos y sólo él podía cultivarlos.

El Gran Canal en el Palacio de Versalles es un lago artificial de grandes dimensiones mandado construir por el rey. Lo mejor aquí es que podemos alquilar unas barcas y navegar por el lago, una experiencia divertida en un marco único.

Sin duda el palacio de Versalles es un lugar imprescindible a visitar en tu viaje a Francia que no decepciona a nadie.